Tipos de abalorios para manualidades

En la realización de manualidades con abalorios a veces resulta dificil seguir los patrones por que algunos parecen bastante complicados, pero además es difícil muchas veces elegir el tipo de abalorio que necesitas para realizar ese trabajo. En la actualidad existen en el mercado muchos de tipos de abalorios, de distintas formas, tamaños y materiales. Yo he aprendido a diferenciar 4 tipos de abalorios para elaborar mis anillos y joyas, aqui te hablo de ellos.

Las bolas facetadas (las negras y la azul de la imagen), suelen tener forma casi redonda, las hay en distintos tamaños y puedes ver algunos ejemplos más y precios en la web de la tienda abalorium abalorii.
Son perfectas para elaborar pendientes con abalorios y también para los collares, especialmente si las combinas con otros abalorios más pequeños de distintos tipos, para crear mayor efecto. También las utilizo para elaborar anillos de abalorios con forma de bola, ya que sirven de sostén en el interior del anillo con forma de bola.


Los abalorios pequeños como los de esta imagen los encontrarás también con formas ligeramente diferentes, algunos tienen forma más alargada, como los de color negro de la foto. Los más alargados no son aconsejables para manualidades pequeñas, como anillos, ya que la forma no será igual al utilizar estos abalorios más largos que el estándar. Fíjate al comprarlos que el agujero interior sea lo suficientemente grande, especialmente si vas a trabajar con aguja en lugar de enfilando los abalorios directamente en el hilo.


Los abalorios de cristal swarosky son unos de los más bonitos y quedarán perfectos tanto en collares como en pendientes o anillos. Los utilizo mucho en los anillos, ya que simplemente combinando estos abalorios más grandes, con algunos más pequeños como los anteriores puedes llegar a crear objetos preciosos de forma muy sencilla. Se distinguen por tner una forma casi hexagonal, tienen varias caras y un brillo especial. También existen fabricados en plástico pero la diferencia se nota a simple vista. Si te fijas en la foto, los abalorios marrones del centro en la parte inferior, no tienen brillo en las caras como los otros, es porque son de plástico. Sin embargo, aunque no darán ese brillo especial que tienen los abalorios de cristal son mucho más baratos.
Por último los tupies, resultan también un tipo de abalorio precioso. Son de cristal y tienen mucho brillo como los anteriores, pero se distinguen del que yo llamo "abalorio grande de cristal" en la forma, son más parecidos a un rombo (los abalorios grandes tienen forma similar a un hexágono), y son más cortos que los abalorios grandes. Quedan muy bonitos en collares y pendientes y son la clave para los anillos que van tejidos sobre enrejado, ya que la forma "de flor" se consigue con tupies. En la foto los abalorios rosas de la derecha son del tipo anterior (abalorio grande) y los verdes son tupies.


Otros posts sobre abalorios en este blog (en español)